El acero inoxidable es una aleación de hierro, cromo y carbono, aunque también puede tener zinc o aluminio. Sus propiedades físicas varían según su composición y el tratamiento térmico que haya tenido. Gracias a esto, el material obtiene propiedades genéricas como:

-Se puede contraer, fundir o dilatar de acuerdo con la temperatura
-Es dúctil
-Se puede soldar
-Posee una alta conductividad eléctrica
-Puede ser reciclado
-Tiene una alta resistencia a las temperaturas extremas
-Es fácil de limpiar
-Resiste la oxidación
-En condiciones de impacto, puede absorber una gran cantidad de energía antes de romperse

-Es higiénico pues debido a su composición el polvo y las bacterias no quedan adheridas a la superficie

Es importante destacar que el hierro, metal puro, se oxida cuando entra en contacto con el oxígeno, adquiriendo un color rojizo, por lo que los productos fabricados con él suelen deteriorarse. Para evitar que se vean poco estéticos, se añade a la mezcla cromo, el cual forma una capa que es impermeable y evita la corrosión.

El acero es indispensable en múltiples industrias pues es ampliamente utilizado en área de la construcción  y como materia prima en la fabricación de herramientas y diversas piezas mecánicas.

¿Quieres conocer cómo se fabrica el acero? No te pierdas nuestra próxima entrada. Si lo que necesitas es adquirir productos de este material como láminas, tubos o ángulos, no dudes en llamar a Inoxidables De La Costa.